domingo, 19 de noviembre de 2006

Suffer

Pelotas de colores que botan al revés y que se prenden en ramas de árboles secos explotando. Reventando tímpanos con su sonido. Brillantes de carbono cristalizados que caen en mis manos cuando te recuerdo. Angeles negros que traspasan nuestras almas y se llevan nuestro aliento. Mundos de sal, de sufrimiento y de algodón de azúcar sin glucosa. Carruseles de caballitos de madera sin ojos que no paran de girar a cámara lenta. Olor a vómito en las escaleras. Pelos en la cara y estigmas sangrantes en las manos. Infantes reventados por la mitad. Muñecas descabezadas con los ojos de cristal. Con la boca abierta. Geishas de pies grandes. Un examen de vida sin bolígrafo. Deslizar la lengua por el borde un cristal roto. Trenes que explotan por mochilas sin donuts.

No hay comentarios: