domingo, 31 de diciembre de 2006

Pillada in fraganti

24 de Diciembre, cena de nochebuena. Mi tía Lourdes estaba en la cocina cortando la pata de cerdo al horno que nos comimos entre todos. Acabo de descargar las fotos y me he tronchado de risa, al ver a la perra, pillada infraganti con los hocicos delante de la carne y con la cara de circunstancia. Que hagas algo por lo que te puedan reñir, pase. Pero que te pillen de casualidad en una foto haciendolo, totalmente in fraganti!jajajaja!!!!La perra pensaria.."cagen! man pillao y encima foto!"lo malo es que estaban las dos perras, madre e hija y no diferenciamos en la prueba del delito quien es quien con tantos pelos...

9 comentarios:

YeYe dijo...

jajajajajajajajaja....que pesha de reir!!!!!.....jajajjjajajaja.....buenísima la foto!!!!....jajajajajajaja.....es verdad, la perrilla con gesto de ups!!!me han pillao....por cierto le pegó el bocao, o solo se quedó en el intento de oler??.....jajajajajaja...

elangeldelasmilvioletas dijo...

jajajaja! se quedó en el intento...recuerdo que mi tía le dijo que se bajara, y se tuvo que bajar,jajajja...pero no me imagine que fuera a salir de ese modo en la foto.ajajjjaja! un besito yeye!

Malvado Ventrílocuo dijo...

Je, je, así que no podéis distinguir si es la madre o la hija... Mmm, como quien no quiere la cosa, esa perra ha conseguido la duda razonable. Habrá invalidar las pruebas y declarar a las dos inocentes.

ainar dijo...

Simpática foto. No se puede remediar, el instinto animal, je,je,je.
Feliz año princesa.

La Oruga dijo...

jajajaja... ¡qué perra!!

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. La tecnología nos persigue y nos controla.. ¡que vida de perros!.. :)

elangeldelasmilvioletas dijo...

Jejeje, feliz año a tí también ainar, un beso.:)

Rodavlas dijo...

jajajaja... que guay la foto¡¡¡
la pobre.. tambien quería comer de lujo como ustedes¡¡¡ jejeje..

Chú dijo...

A nosotras sin querer se nos cayó un gran trozo de jamon (un GRAN trozo) y faltó tiempo a la perra para engancharlo...
Estuvimos un cuarto de hora intentando hacerle chantaje y estirando para poder quitarselo...La perra era capaz de volar (la subíamos y nada) con tal de mantener su regalo caido del cielo, nunca mejor dicho.
Y ahora cada vez que entramos a la cocina...bueno...una historia de amor, la perra y el jamón.

feliz año nuevo