sábado, 4 de agosto de 2007

El águila

Recuerdo una historia que me contaron el año pasado. Uno de estos relatos que te dan que pensar. Era la historia del águila. De su reflexión sobre la vida.

Cuenta que cuando este majestuoso animal, llega casi a la treintena, a la mitad de su vida, se hace un planteamiento. Tiene el pico magullado roto, astillado, plumas rotas y las garras de igual de manera. Sabe que de esa manera no podrá pasar muchos años cazando para poder alimentarse a sí mismo y sobre todo a su venidera familia. Con lo poco que le queda aguantando el dolor se arranca las garras y las plumas de raíz y termina por partirse el pico entero contra las rocas y piedras, para que vuelvan a salir nuevamente, porque son necesarios para poder sobrevivir y para poder siendo el rey de los cielos.

Cuando veo mis fuerzas agotadas y mis armas mermadas, pienso en el águila con su afán de superación. Es una de las historias que a veces recuerdo y que dan fuerzas para seguir. Poco a poco me crecen las garras de nuevo, el pico y las plumas para poder remontar el vuelo. Solo los valientes se deciden a empezar de nuevo.

31 comentarios:

OSIRISSS dijo...

Eres un aguila muy bonita jajaj.
Me ha gustado mucho guapisima.
Sigue asi.
BESOS.....

el angel de las mil violetas dijo...

gracias Rocío. Un beso guapísima! A ver si nos vemos prontito.

cossete dijo...

Desde hoy recordaré la historia del águila, para esos momentos en los que necesite nueva fuerza para emprender otro vuelo... seré entonces un águila.
Un saludo desde colombia..
(vi tu comentario mientras revisaba mis publicaciones más antiguas... gracias)

el angel de las mil violetas dijo...

cossete:
Gracias por venir...y espero que cuando la necesites, recuerdes la historia del águila. besos!

ainar dijo...

Oye mira tú por donde. No sabía esto yo del águila. Y me ha gustado saberlo. Muchas gracias May.

Yvye dijo...

A mi me gusta la leyenda del Ave Fénix... el resurgir de sus cenizas...

el angel de las mil violetas dijo...

ainar:
De nada Dani, me alegro de que te gustase.
Besos!

el angel de las mil violetas dijo...

yvye:
Pues la historia del ave fénix no la conozco en detalles, pero debe de ser muy reflexiva también por todo lo que tengo entendido. Besos!

Pamela Bram dijo...

Puedo imaginar ese vuelo
lleno de sabiduria en base a la experiencia.

Me quedo pensando entonces... en las cosas de la vida y tantos cambios. Trocitos nuevos que toca sentir, escalar, daborear, todo para continuar respirando.

Me he quedado con ganas de águila.

cucoalmeria dijo...

Me estas diciendo que tu no eres valiente ?. Tu te partes el alma, la cara, el pecho, buenos los pechos y el corazón si hace falta y si te caes te levantas niña. El hombre no es grande por las veces que se cae, sino por las que se levanta, asi que levanta y camina. Y mil besos para el camino.

el angel de las mil violetas dijo...

pamela Bram:
Gracias por tu visita, y la verdad es que somos nosotros mismos los que nos podemos quedar dentro del cascarón o remontar el vuelo. Bienvenida.
Besitos!

el angel de las mil violetas dijo...

cuco almeria:
Creo que día a día me demuestro a mi misma que soy valiente...Besos!

jessica vega dijo...

...
tienes razon solamente los que deciden empezar de nuevo ...son los que se lanzan a volar y volar ... otra vez ...
lindo blog!
abrazos
jessica

Jenipher dijo...

me parece grandiosa tu historia, y me hace sentir muy viva en ella... cuando he sentido que la vida me arrebata más de mi mitad, llevándose a mi hijo, quebrando un proyecto de familia, me siento con las ganas de volver a empezar... y es como volver a un LuNeS... quizás cansada, pero comenzando otra vez...


un beso de chocolate...

meri_ dijo...

Pufff , pues con el terror que le tengo yo al dolor fisico no se yo si me compensaría...duele duele dueleeee!!!

Eso si, en cuanto a nuestra vida interior, pienso que no importan las veces que caigamos, lo importante es levantarse, levantarse, levantarse...y aprender y aprender..Y ante todo tener una visión positiva-realista de la vida. Para levantar el vuelo es muy importante ver el vaso medio lleno..

Tu tienes en ti la fuerza del aguila..Besitos

Gubia dijo...

Buena historia que deberíamos aplicarnos en malos momentos...me apunto para hacerlo. Un abrazo.

Superflicka dijo...

¡Qué historia más bonita! Yo también pensaré en ella cuando me falten las fuerzas :)

almena dijo...

Buen ejemplo el del águila! no lo conocía.
Me alegra que tu "pico" esté de nuevo en plena forma.

Un beso!

Nosotras mismas dijo...

Esta historia me recuerda al ave fénix resurgiendo de sus cenizas.

Saludos.

Fiesta de Colores dijo...

Te dejo un besito que hacia tiempo que no volvia por aqui, y ya se me han acabado las vacas, asiq me veras por estos lares posteando ^^

un besote enorme!

Mariano dijo...

Desde luego la fuerza para cambiar las cosas están dentro de uno mismo. Rara vez esa fuerza viene del exterior.
Preciosa historia.
besitos/azos.

Fluss dijo...

¡Me ha encantado! Gran moraleja...Ojalá todos fuesemos como las águilas. Besitos rápidos, sólo he venido a visitarte a ver que tal estabas y veo que bien. Me alegra saberlo ;)

Gerardo Omaña dijo...

Me hundo en el fondo de tus letras y tu alma me llega florecida, te detecto y me alegro, felíz de haberte hayado.

Recibe un beso en tu alma.

Dulce Locura dijo...

Qué bonita historia!

Pensaré en ella ahora que marcho a dormir...


Un besazo dulce

Anónimo dijo...

http://jovenesescritores.myfastforum.org

HARLY dijo...

Solo decirte que tú siempre serás un ágila levantando su cabeza.
Yo pienso de igual manera que tu. Me he levantado de nuevo para volver a luchar y te puedo asegurar que lo voy a conseguir.
Si quieres escuchar canción nueva de mi álbum pasate por mi blog.
El sendero de la vida.
Un Beso Muy GRRAAAAANNNDEE par ti mi Ángel.

HARLY

reikiaduo dijo...

¿Es verdad de la buena o es una leyenda bonita?

el angel de las mil violetas dijo...

Pues la verdad es que no lo sé, pero de todas formas los animales nunca se rinden y siempre se superan, y se les destruye un nido y sin pensárselo dos veces, vuelven a construirlo de nuevo. La verdad es que creo que debemos de aprender mucho de ellos y teniendo en cuenta la moraleja de esta historia, no me extrañaría nada que fuera real.
Besos a todos!

Una mujer desesperada dijo...

no sabía esto, ángel, me ha encantado esta historia tan metafórica. seguro que te crecerán unas nuevas alas maravillosas.

Eva dijo...

Me gusto tú nickname, y no pude evitar entrar a dar un paseo por tu blog.
Es una historia bonita, toda una lección de optinismo. Sin duda hay que luchar por vivir, rendirse siempre es el camino más facil.

el angel de las mil violetas dijo...

estas tan aburrido que no haces mas que insultarme y calumniarme? tu sabes que lo que estas haciendo es delito? a ver si paras ya, o si tienes tanto arte, da la cara. valiente!