sábado, 14 de junio de 2008

Han pasado dos años. Dos años que me han forjado distinta. Dos años que mantienen la ilusión por otra persona sólo dos semanas. Después me vuelve a quedar la nada regada con lágrimas, y me siento vacía de nuevo. Dos años de un intento frustrado por olvidarte. Dos años en los que pese a todo sintiéndome feliz, me sigue quedando dentro todo tu vacío, inmenso y frío como el océano. Dos años en los que me sigo poniendo triste, mientras evito refugiarme en tu recuerdo por que pese a todo, jamás regresarás.
Pido un silencio, por la novia cadáver.

3 comentarios:

Miguelo dijo...

a veces el tiempo no pasa

El vecino del 4º dijo...

Conocí un angel que decía tener mil violetas...vivía oculto entre los versos de la noche, y a escondidas recogía los besos olvidados por los amantes, entre los callejos del alma...el reloj del tiempo suena tik-tak con un eco dibujado sobre la luna, que esta noche viste desnuda y danza con las musas a sola...

en fin...mujer de ojos infinitos...dibuja con tus labios sinceros una sonrisa a este alba...

besos desde el otro lado de la luna
desde el otro lado de la ventana

tu vecino del 4º

posdata: la música me llega como el agua que baja de la montaña...

isabel dijo...

los vacíos son recurrentes
pero la responsabilidá de llenarlos es nuestra
a veces es una mierda, una jodienda, no apetece, no hay nada que nos interese...pero hay q esforzarse...porq la responsabilidá de nosotros mismos,es nuestra


un beso y mucho ánimo bonita