jueves, 28 de mayo de 2009

Tienes una nueva visita.

Hoy te he echado de menos. Y ayer, y antes de ayer. Esta es la historia de unos ojos que besaban mis letras a diario, de unos dedos tecleando mi blog en el ordenador de su trabajo. Después de ser mi comentarista anónimo preferido, querido y odiado, pasaste a ser un trocito de mis jornadas laborales, en las que buscaba tu IP dentro de mis visitas dándome los buenos días con el aleteo de tus pestañas leyendo mis vivencias, y me hacía la misma ilusión, sentirme algo tan tuyo que buscabas un rato para leerme. Sé que no tienes cara, pero sabes mas de mí que yo de ti, y me sentí especial en tus visitas calladas. Te echo de menos, llevas un tiempo que no entras a visitarme y solo quería que supieras que sigo buscado tus numeros en mi blog, pese a que no te acuerdas de mi, yo sigo recordando los instantes en que me vigilabas sigiloso. Te mando un beso, por si llegas a leerlo, que sepas que llegaste a ser especial. Muy especial, y que desde que no me visitas, me falta algo...

12 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Muy tierno y sentido.. especial tu entrada. seguro que ya lo habrá leído o lo leerá de eso no hay dudas..

un gusto inmenso leerte
saludos fraternos
besos

el angel de las mil violetas dijo...

Adolfo Payés:

Sinceramente, no creo que lo lea...

Un beso.

JuanMa dijo...

¡Qué bonito eso de las visitas sigilosas!

Un beso, Ángel :)

Treinta Abriles dijo...

Pero te visitamso nosotros...

el angel de las mil violetas dijo...

si Juanma, si que lo fué, me daba los buenos días sin saberlo...

Besos.

el angel de las mil violetas dijo...

cierto, treinta abriles, y mira que celebro cada visita que veo, pero esto no era igual..esto encerraba mas de lo que las palabras pueden intentar decir.
Besos

yaves dijo...

a ver si vueleve a leer ;-)

bessetes

Belén dijo...

Vaya... espero que te lea desde el reader...

Besicos

JC dijo...

Si es que nunca estamos conformes con nada... A veces vemos hacker dónde sólo hay timidez... o incluso amor, quien sabe las vueltas que da el tiovivo.

Conoces las cosas a veces, demasiado tarde. Pero aún así, la vida soluciona los temores.

Un beso

Tony Amesty dijo...

Espero que regresen esas visitas de tu lector sin rostro....

Un abrazo

Silvia dijo...

Jop, pues espero que vuelva pronto...

Bss.

Anónimo dijo...

Bueno, pues a partir de ahora te voy a visitar yo...Ojala me merezca un poquito de eso que sientes por el fulan...digo, por la persona a la que dedicas esta entrada.
No te apures, sólo pasaba por aqui y asi seguira siendo sin mas intención que la de disfrutar leyendote...