viernes, 10 de diciembre de 2010

Crisis existencial delante de un plato de lentejas.

Siempre he mantenido que los profesores están fabricados de una fibra diferente al resto de los mortales. Sobre todo cuando se presentan situaciones en las que cualquiera de nosotros dejaría a la niña del exorcista a la altura de Heidi por un ataque de nervios y ellos son capaces de templarse y de demostrarle a esos pequeños tiranos quien manda.

Hace unos días me moría de la risa escuchando sus anécdotas, ya que soy la fan número uno de mi prima “la seño".

Este año, le ha tocado la ardua tarea de estar en el comedor a la hora de almorzar con todos esos enanos malcriados acostumbrados a macarrones y pizza. Aquí os doy algunos ejemplos de cómo los diminutos comensales llegan a tener crisis existenciales.

Seño, yo no quiero comeé. Si, si que quieres. No, no quiero. Si, tienes una cara que me dice, seño hoy quiero dos platos de garbanzos. ¿Si seño?? Yo creo que no quiero...(el niño la mira con cara de extrañado y ya entra en duda) Siii, pero que con que te comas uno, es suficiente.

Yo no quiero comer estoo!!! Ni yo y me aguanto y me lo como. Yo me quiero ir a mi casa a comer con mi madre snif.( el enano intenta sacar sus armas para darle penita a la sargento) Y yo también y me aguanto, y aquí estoy aguantándote a ti. Es que nuu me gustaaa!!A mi tampoco, pero te aguantas porque es lo que hay hoy.(Al niño le faltan frases para rebatir a la seño y empieza a darse cuenta que ha perdido la batalla y que va a tener que izar la servilleta blanca).

Tienes dos opciones, o te lo comes, o te lo comes.¿Cuál prefieres, te lo comes verdad? Nu. ¿Tu quieres ver como te lo comes? ¿Zi Zeñoo?( cara de perplejidad infantil) Zi, mira, ( y le mete la cuchara llena de lentejas en la boca ante el asombro del enano dubitativo).

El comedor tiembla cada vez que ven entrar a la seño por la puerta. Incluso algunos profesores advierten a los niños que si no comen van a llamarla a ella y amedrantados, aguantan la respiración y hacen carreras de cucharas a la cueva, antes de que ella pase por su lado.

Los profesores enseñan, la tarea de educar pertenece a sus padres. No podemos eludir responsabilidades y cegarnos a la hora de culpar a quien no lo merece.

Soy tu fan numero uno. Este post va para ti, y para felicitarte por tu pasado cumpleaños y por todos los que vendrán, con partida de la wii incluida. Un beso, te quiero Zeño.

No hay comentarios: