lunes, 11 de junio de 2012

Contigo, todo es distinto.

Hasta las mariposas que me revolotean en el estómago

huelen a sal,

a sol y a ilusión.

No hay comentarios: