lunes, 4 de agosto de 2014

verano raro

Este verano no está siendo para nada habitual, he pisado la playa un par de horas porque lo que se me apetece es taparme con la colcha hasta las orejas y comerme solo un helado por placer y no por refrescarme. Se empiezan a escuchar las chicharras que anuncian que suben un poco las temperaturas, a ver que tal se va sucediendo, lo único que sé es que no he terminado de guardar todas las rebecas en la ropa de invierno.

No hay comentarios: