miércoles, 4 de febrero de 2015




Llevo alrededor de un mes con destemplanza y encontrándome bastante mal y cansada. Algunos días me ha molestado mucho la garganta, pero no terminaba de enfermar del todo, lo que me hacía sentirme con muy mal cuerpo y agotada desde por la mañana.
Este fin de semana después de la visita de mi hermana y sus virus, puedo afirmar que ya he cogido todo lo que tenía que coger, y que la tos y los mocos me acompañan. Creo que lo único positivo que tengo es que por fin he dejado de tener ese frío tan horrible que me acompaña desde hace varios años y es algo que me alegra. La sensación de no pasar un día helada por mucha ropa que lleve encima ha sido todo un regalazo. Mi frío, puede tener muchas causas, pero una de las respuestas que mas me llamo la atención, se refiere al carácter psicológico y puede ser una afirmación, de que me falta afectividad. Es cierto, echo de menos a veces esos abrazos que te hacen entrar en calor, y lo voy supliendo, con ropas de abrigo y varias camisetas interiores.
De modo, que a disfrutar de mi resfriado, que por lo menos me ha quitado el frío. Positivismo a tope, pues si.


No hay comentarios: