sábado, 29 de abril de 2017

Meteorito



Esta mañana en el médico, una señora que estaba a mi lado me contó que estaba muy agobiada con sus quehaceres diarios y que la tienen que operar de un tendón roto de una mano. Me dijo que quería tirarse desde el balcón. Empecé a hablar con ella, comenzó a sonreír y me confesó que llevaba un mes sin hacerlo. Se fue del consultorio llorando de la risa, y me dio las gracias incluso. Posiblemente fue mi buena acción del día, y eso que estaba esperando mi cita con el dermatólogo por una mancha sospechosa que se esta haciendo notar. Tengo la habilidad de hacer llorar de la risa, aunque yo llore por dentro. Da igual, la lluvia todo lo arrastra. Yo intento cambiar palabras, como metástasis por meteorito que me gusta mas, y me deja soñar sonriendo. Si mi tarea en este planeta es hacer que algún ser humano se sienta mejor, he cumplido.




No hay comentarios: