domingo, 15 de octubre de 2006

el angel de las mil violetas

Hace tiempo que no te huelo en el aire, que no siento tu presencia, recuerdo tu perfume, elaborado especialmente para ti, con la esencia de haber prensando violetas. Cuantas flores lilas habrán podido prensar a lo largo de toda tu vida,para que yo te recordara así? Miles, era tu fragancia preferida. Siempre te recordé con ese aroma, perfume de violetas. La piel te olía así, y a polvos de talco, siempre te gusto estar limpita y arregladita, recuerdo el borlón grande de tu polvera redonda, cada vez que te aseabas, y ese olor a talco...Recuerdo tus manos, el color de tu pintauñas,era entre marrón y anaranjado, tus manos, me encantaba cuando me abrazabas, o las sentía en mi cara, era especial, reconfortante. gracias por tener esas manos, yo las tengo igual que tu, la genética me premio con ellas, con tu sonrisa dulce, tu pelo, tu mirada lánguida y amorosa, tu voz, tu genio, tu cuerpo, grande y fuerte, no he sido tan alta con tu, pero casi. Si me vieras el pelo largo abuela, nos parecemos tanto!...Donde estas? Puedes verme? Espero que donde te encuentres estés bien, y que tus ojos vuelvan a tener la luz que fueron perdiendo poco a poco hasta quedarse oscuros , durante los últimos años de tu vida.Nadie como tú, pudo entenderme ni aconsejarme, ahora que me faltas, es cuando valoro realmente cuanto me quisiste, y todo lo que signifique en tu oscuridad. Gracias por darme tu nombre.Recuerdo que la ultima vez que te vi, al llegar a tu casa, estabas dormida, y me acerque a la cama, despacio, me recliné, enseguida notaste que habia alguien y me tocaste la cara sobresaltada con la mirada perdida,(como desde hace tantos años, que un dia nos abandono...) pero al reconocerme, iluminaste toda la habitación. Recuerdo también mi despedida, me agache a la cama y te abrazaste a miY las lágrimas se parecieron en tus ojos, y aguantado las ganas de llorar, me dijiste..ya, hasta cuando no te veo?....snif. y ya no nos vimos mas. No me dejaron ni despedirme de ti, te echo tanto de menos, me haces tanta falta, y me hubiera gustado que pudieras haber conocido a tus bisnietos, pero la vida no ha querido aun que yo los tenga.Estoy bien abuela, soy tan fuerte como tu madre, y tengo tanto genio y orgullo como ella, he resurgido de mis cenizas, igual que un ave fénix. Y aquí estoy, al pié del cañón. Intentando recordar el olor a violetas de tus besos y de tus abrazos empolvados. Siempre te llevare conmigo,cada 11 de octubre, te mando mil besos donde quiera que estes, felicidades. Te amo...Mi ángel de las mil violetas.

PD:Disculpad si hay faltas de ortografia, las lagrimas no me dejan leer bien, lo siento....

2 comentarios:

AZUL dijo...

Demasiado amor...entre tus letras. Hermoso.

Un abrazo!!!

UBERMENSCH dijo...

Muy lindo tu escrito,como así también, todo tu blog.Persiste y no te des por vencida.
Un abrazo