viernes, 22 de diciembre de 2006

El sorteo de la vida

Imagina que la vida es un sorteo. Un gran bombo dorado lleno de números. Para que te toque algún premio, tienes que participar. Paciencia e ilusión. Puede que salga tu bola, igual que la bola de otra persona y que os miréis el uno al otro y que prenda la magia. Unidos. Ensartados en el alambre. Una pareja. El pan y la sal. Si congenian a la perfección, esas dos bolitas amarillentas serán la pareja perfecta. Premiados los dos. Para una vida. Piensa que la vida es un sorteo. Como un día nublado. Como un feto gestándose. Un regalo sorpresa. Como una caja de bombones. No sabes lo que te va a tocar. La vida es una gran lotería en la que jugamos todos y pocos salen agraciados. Pero hay que saber jugar.En tu vida tú eres el único jugador. Tú eliges. Bien o mal. La bola que te salga, depende en gran parte de tí. Si tienes la suerte de encontrar una bolita amarilla por la vida guárdala. No es lo mismo la lotería de la vida, que la ruleta rusa. Quizás te tocó la lotería sin saberlo. Ya solo necesitas el alambre. Que la suerte te acompañe. Quizás no tengas la oportunidad de jugar en el siguiente sorteo…

4 comentarios:

amoremachine dijo...

yo soy y algunos otros, afortunados
en visiar tu blog, leer cositas como ésta, tan afortunada.

y afortunada tú con tus maravillosas letras.

sé feliz,
y por lo menos hasta el lunes,
un bsus+berso amiga.

$uerte

YeYe dijo...

A mi no me ha tocado nada de nada....pero mira que suerte leer hoy tu blog....un saludito....

Perséfone dijo...

"La vida es una lotería..."
y creo que cada día nos toca un premio distinto.

Mi abrazo y felices fiestas!

Céline... dijo...

Una cosa, por muy pequeñaja que sea, puede ser un bombo lleno de premios