jueves, 14 de diciembre de 2006

Mi sendero

A veces siento que estoy perdida entre dos mundos, que me paro en seco y veo mujeres estresadas, histéricas y reventadas de trabajar, de llevar adelante dos vidas distintas, siendo madres, amas de casa, esposas y trabajando fuera de casa. Yo no quiero esa vida. Cuando miro a mi alrededor y veo sentimientos pequeños, promiscuidad, envidias, mentiras, falsedad y maltrato. Cuando necesito realmente una unión que haga la fuerza, y que ambos seamos mas fuertes cada día. A veces siento que mi sitio en este mundo no está bien ubicado. Que me equivoqué de siglo. Que mi realización personal vendrá cuando sea realmente lo que quiero ser, lo que siempre quise ser, madre y esposa, feliz y orgullosa de serlo.Amando y siendo amada. Dichosa de poder parir hijos, que serán mejores que nosotros.De realizarnos de este modo. En eso estará nuestro empeño, trabajo y entrega constante. De realizarme como la mujer que quiero ser realmente. De pensar que estoy en ese camino. Que la estabilidad que tanto anhelo llegará en ese momento. Que es realmente la vida que quiero tener. Y que día a día lucho por conseguirla. Reivindicándome realmente como la mujer que quiero ser. Que soy. Con todos mis principios. Que ser feliz es saberse realmente en el camino adecuado. Que mi lucha es tesón por no pisar fuera del sendero.
Este texto está dedicado a todos los sienten como yo, a los que hollamos el sendero.

6 comentarios:

enebro dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. El principal objetivo de nuestra vida es ser feliz, y si eso te hace feliz, tienes que luchar por conseguirlo.
También te digo que no conozco a ninguna mujer (y cuando digo ninguna no te exagero) que te apoye en ese pensamiento.
Las habrá, claro, pero yo no la conozco.
Está muy bien ser uno mismo y nadar con la corriente que te apetezca.

La Oruga dijo...

No siempre hay sendero...

Malvado Ventrílocuo dijo...

Bueno, para compensar la experiencia de enebro, declaro que yo sí que conozco a unas cuantas mujeres que comparten tus mismas ilusiones.
De hecho, aunque yo no soy una mujer, creo que a mi también me gustaría parir y dedicar mi vida a criar a mis hijos. Ah, y también soy un ferviente defensor de la monogamia (aunque, últimamente, suelo abstenerme de decirlo en voz alta).
Un saludo, me gusta la gente que defiende lo que piensa.

Eulalia dijo...

Parir y criar es algo que pueden hacer las hembras de cualquier especie.
La única que puede hacer algo para que el mundo mejore es la hembra humana.
Mientras haya hombres y mujeres que padecen injusticia no me conformaré con parir tranquilamente.
Este no es mi juego: soy madre, trabajadora, luchadora por un mundo mejor, independiente y feliz.

Arteneus... dijo...

Es difícil...yo me encuentro como tu, en ese sendero...hollando el camino poco a poco...y cada día conquistando más terreno para llegar a ser lo que realmente quiero...es difícil...pero se puede conseguir...
aún no tengo hijos, pero me niego a tenerlos y que me los crien otras personas...(sean quienes sean...)quizás tenga que vivir con lo justo...pero...prefiero vivir con lo justo y ser feliz...a andar estresada de un lado a otro con holgura en mi sueldo y no poder disfrutar de la vida...
nos vemos en el camino...

elangeldelasmilvioletas dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo Arteneus, quiero criar mis hijos y quiero dedicarme plenamente a ellos, que sean mejores de lo que soy yo, esa es mi finalidad...es mi filosofía...y nos encontramos en el sendero...