miércoles, 9 de enero de 2008

El año empezó con una sorpresa.

Era la primera vez que alcanzaba a escuchar un sonido distinto que me hiciera sonreír. En el mismo momento en que empezaba el año, todas las sirenas de los barcos que navegaban en las aguas frente al peñón, empezaron a pitar alto, muy alto. Pequeñas luces que guiñaban a lo lejos. Felicitándome las fiestas, mi nueva vida, mientras los escuchaba sonriendo desde el balcón de mi piso. No me comí las uvas, ni tuve una cena festín en familia, las campanadas en pijama y en bata desde el salón medio a oscuras de mi casa. Pero esa noche me acosté con una sonrisa. No necesitaba nada más.

12 comentarios:

La interrogación dijo...

Qué espectáculo más impactante... Me hubiera gustado ver algo así. Quizá algún día, cerca del mar.

Feliz año y un beso

Canoso dijo...

Con una sonrisa es como mejor puedes comenzar un nuevo año o una nueva aventura, sola o en compañía, pero sonriendo.

Pero sobre todo recuerda que estarás sola en tu salón o en tu ventana con vistas al mar, pero al otro lado de esta otra ventana estamos nosotros, por lo que difícilmente podrás sentirte sola :P

ainar dijo...

Vaya, suena genial. Eso debe ser algo alucinante, en serio. Qué suerte has tenido May. Me lo estaba imaginando. Alucinante, es algo que se debería vivir...si, si. Me alegro un montón de que hayas vivido algo así. Eres una suertuda May. Genial, de veras (aun sigo imaginando esas sirenas).
Que cada día tenga la misma mágia de esa noche May. Me alegro, que way...que conste que estoy rabiando de envidia. ;P

Señor Oscuro dijo...

Esos pequeños detalles me resultan mágicos. Son los que mas disfruto :)

Besos!!!

Solcito dijo...

Empezar el año con una sonrisa es una manera muy positiva de hacerlo, además apreciando ese "instante mágico". Porque a veces comenzar el año rodeada de gente y con una gran fiesta no ayudan en lo más mínimo a acostarse con una sonrisa.

un beso.

el angel de las mil violetas dijo...

no fue un instante mágico,fueron varios minutos, muy bonito por cierto.
Besos solcito!

Sergio dijo...

Que bien suena eso que dices... A mi me gustaría ver el mar y los barcos desde mi balcón pero de momento es imposible. Algún día estaré en Cadiz :). Muchos besos y manten esa sonrisa.

el angel de las mil violetas dijo...

pues te vienes para el año que viene interrogación! besos!

el angel de las mil violetas dijo...

canoso, es difícil, mucho, dejarlo todo para empezar una nueva vida, y es lógico que me sienta sola..
besos!

el angel de las mil violetas dijo...

pues si ainar, si te hubieras animado, seria distinto y no rabiarías..jejejeje
besos!

el angel de las mil violetas dijo...

las pequeñas cosas están hechas para el ojo grande.
Besos señor oscuro.

el angel de las mil violetas dijo...

si sergio es muy bonito verlos por el balcón, es lo que tiene vivir cerca del mar.
un beso!