domingo, 27 de julio de 2008

la última luz

Ha sido hoy, al anochecer.

Se ha encendido la última luz que faltaba dentro de mi cabeza.

La que alumbra y ordena todos mis sentimientos y la herida que sin saber tenía que acaba de cerrar.

La que me demuestra que después del gran dolor y del rencor, sufrí espejismos por el miedo a sufrir hasta el instante en que he visto la luz.

Esta noche después de tantos años, dormiré tranquila.

3 comentarios:

Gubia dijo...

Me alegro por tí, es un gran paso y te vendrá bien el descanso. Un abrazo.

Belén dijo...

Sabes que puedes contar conmigo no?

Pues eso :)

Besicos

yaves dijo...

Me alegro de que se haya cerrado ya, creo que no hay peor miedo que el miedo al miedo mismo

bessitos