martes, 16 de diciembre de 2008

No puedo pasar sin ti.

Sin el trozo del pastel de letras que me devolvió la vida y que moldeó mi nueva personalidad después de la tormenta. No puedo renunciar a lo que amo ni a lo que late por mis dedos. Por el alma en cada palabra arrancada a mi timidez. Por todos los latidos que mueven mi mundo y que susurran mis sueños. Por un nuevo diciembre especial. Por las últimas pruebas superadas de tu mano. Por tu eternidad. Por quererme como soy. A mi blog y a ti, gracias por existir.

14 comentarios:

JuanMa dijo...

¡Qué gusto verte! Y además contenta y con ganas :)

Un beso muy fuerte.

Belén dijo...

Guay guapa!

nueva imagen, nuevo look y encima, estamos por aquí!

Besicos

yaves dijo...

Este es de los post, estílo....jeje que me gustan a mi

bessetes

Eria.. dijo...

Pues no renuncies!!!
Besitos varios.

Raúl dijo...

Bueno, pues encantado de tu visita y de que me leas.
Un saludo.

Athena dijo...

...y estara la luna a tus pies...
Tarde o temprano (mas vale temprano), la vida vuelve a brillar. Lo ves? Bienvenida!!! Te extrañé...

Palmoba dijo...

Genial!!
No se renuncia a lo que se ama.

Besicos grandes y violetas.

el angel de las mil violetas dijo...

muchas gracias Juanma. Otro beso fuerte para ti.

muuua!

el angel de las mil violetas dijo...

Si Belén, nuevo look y todo de todo nuevo y a estrenar...

Mas besos para ti!!!!!

el angel de las mil violetas dijo...

jejej me alegro de que te guste Yaves..
Besos!!

el angel de las mil violetas dijo...

lo intentaré Eria.
Besos!

el angel de las mil violetas dijo...

encantada estoy de que hayas devuelto tu visita Raúl.

Besos y bienvenido.

el angel de las mil violetas dijo...

Athena, a ver si es cierto y empieza a brillar todo jejeje que no será por no frotar..

Besos!!!

el angel de las mil violetas dijo...

Es cierto Palmoba es cruel para uno mismo renunciar a lo que se ama..

Besos y gracias por regresar.