domingo, 4 de enero de 2009

Marcianos y Venusianas

Irónicos, despreocupados, violentos - así nos quiere la sabiduría: es una mujer, ama siempre únicamente a un guerrero.” (F. Nietzsche, Así hablo Zaratustra.)

Adoro esta frase. Sin duda, Friedrich tenía y seguirá teniendo siempre la razón.

Frecuentemente nos quejamos de que entre hombres y mujeres no nos entendemos, y es algo más frustrante de lo que imaginamos.

Después de haber estado casada, de mi separación, posterior divorcio liberador y de mis rupturas sentimentales he llegado a la conclusión de tantas cosas que desconocía del sexo opuesto que he empezado a comprenderlo.

Lo primero y lo mas esencial es admitir que somos diferentes. Sentimos, pensamos y nos equivocamos de diferente manera. Ninguno de los dos se podrá poner exactamente en la piel del otro. Nosotras somos mas intuitivas y emocionales, ellos mas fríos y mas racionales.

Fijaros que el estrés lo expresamos de diferente manera. Ellos, se meten en su cueva e intentan por todos los medios solucionar a solas el problema. Nosotras impacientes tomamos el teléfono o el PC para conectarnos y desahogarnos. Tenemos que hablar, expresar, contar, llorar y quedarnos de esa manera mas tranquila aunque no hayamos solucionado el problema en sí, ellos se aislan y guardan silencio meditando, no pedirán ayuda a menos de que sea estrictamente necesario.

Aquí llega la discusión:

¿Qué te pasa? Nada.¿Cómo que nada?. Que no me pasa nada. Joe que malas pulgas tienes , ven cuéntamelo. Que te he dicho que no me pasa nada!, que pesada eres! Pesada no, que estas muy serio, y me preocupo por ti, me quieres? Si. Si ¿que? ¿Qué estas serio verdad?. No, que te quiero. Mentira ya no me quieres! Si me quisieras me contarías que te pasa que estas tan raroo! Snif Snif...Ya empezamos, siempre estas igual...

Seguro que más de uno nos hemos sentido identificados con esta común situación.

Ella piensa que no la quiere igual, que tiene que tener a otra en la cabeza, encima está ovulando y mas nerviosa de lo común y es mas que probable que él este pensando en cambiarle las ruedas al coche, algún asunto laboral, en pagar el seguro o en el próximo partido de fútbol.

Las mujeres no entendemos que tenemos que tener un “espacio privado” los dos, hombres y mujeres. Ellos tienen su cueva en la que se refugian a meditar, y cuando estén preparados saldrán y todo será como antes. Nosotras tenemos “La ola” a veces estamos bien en lo más alto, eufóricas, otras nos sentimos infelices, ansiosas y todo se viene abajo de nuevo. También necesitamos tener aficiones y permitirnos disfrutarlas con libertad para poder eliminar el estrés. Y sobre todo cuando esto ocurre, respetar este necesario espacio.

Pensad en un momento en nuestro instinto, cuando vivíamos en cavernas.

El hombre cazaba y pescaba para sustentar a su familia, era un guerrero para proteger su territorio. La mujer recolectaba, guisaba, y cuidaba de los hijos. Si el hombre se preocupaba por algo, se sentaba en una roca apartada a meditar. Si ella estaba preocupada hablaba con las mujeres de la tribu. No han cambiado tanto las cosas.

Tenemos que aceptarnos como somos, diferentes, con respeto, y todo irá mucho mejor.

10 comentarios:

Miguelo dijo...

homer simpson vino a decir lo mismo que tu con esta sencilla frase. 'el problema de los matrimonios es la comunicacion. demasiada comunicacion' claro esta que hay q leerlo con la ironia q caracteriza los guiones de esta serie

feliz año!!! besoss

Eria.. dijo...

Pues será mi parte masculina pero la que necesita un espacio privado soy yo...
Besitos varios.

mucho_que_contar dijo...

Correcto. Claro que sí.

Hay personas empecinadas en apropiarse de la vida de su pareja y la gente no deja de necesitar el tener un espacio de evasión.

A veces, cuando explotamos tras una situación de tensión, decimos, "Nuncas más" Y luego, a las primeras de cambio, cuando el alma está preparada de nuevo para la lucha, volvemos a meternos en la vorágine de la vida, de los sentimientos e incluso de lo materialista.

el angel de las mil violetas dijo...

Pido disculpas lo primero, ya que el HTML de mi blog esta fallando. Gracias a todos.

Miguelo, jeje buena frase, a veces la ironía esconde una gran verdad.
En este caso es eso, si no existe comunicación, no existe respeto, ni por escuchar, ni por permitir hablar y solucionar conflictos.

Besos y feliz año para ti tambien.

el angel de las mil violetas dijo...

No es que sea tu parte masculina Eria, es tu parte individualizada y parte de tu personalidad que tengas tu espacio privado para hacer lo que te plazca sin tu pareja al lado, con ella y sin ella que tengas vida y que disfrutes de ella.

Piensa en aficiones que te gusten que no solemos compartir en pareja.

Los hombres odian ir de compras,(por citarte un ejemplo) aprovecha estos momentos o cuando el se meta en la cueva para no frustrarte ni agobiarte,el hará lo mismo cuando tengas un mal día.

Besos!

el angel de las mil violetas dijo...

hay limites que debemos respetar. Uno de ellos es precisamente el espacio privado de cada persona. Si lo sobrepasamos se agobian, igua nos sucede a nosotros.

El "nunca mas", es discutible tambien, no se deberia de usar esa expresion, porque podemos arrepentirnos luego. Es como cuando cojemos una mala borrachera de adolescentes, y decimos la tipica frase..no voy a volver a beber jamas...

Besos y muchas gracias por regresar, "mucho que contar"

Belén dijo...

Bueno, somos iguales y distintos si, pero la verdad es que duele cuando no puedes comunicarte...

Yo si creo en aceptar la desigualdad, pero también creo en que podemos intentar empatizar...

besicos

el angel de las mil violetas dijo...

precisamente en eso consiste Belén, en empatizar por que somos diferentes. Si aceptamos como somos nos ahorraremos mas de una discusión.

Besos!!

thoti dijo...

.. lo del fútbol, lo has clavao!!!...

.. bss..

Opositora dijo...

Creo que no podria haberlo expresado mejor,pero por fortuna, han cambiado mucho las cosas desde la Edad de Piedra, ya no nos tiran de los pelos y eso :P