martes, 21 de julio de 2009

El regreso.

Esta tronando. todo el cielo se ha vestido de gris para despedirme, el mismo color de gala que cuando me recibió.

Aún no me he puesto a hacer la maleta. No se si es porque no tengo ganas, o porque me traje mas cosas que las que me voy a llevar de regreso. Señal de que pronto volveré. Regresaré si todo va bien, después de la última mudanza. Me traigo todas mis pertenencias a Sildavia, para empezar una nueva vida.

No miro atras, no duele nada. Aprendí a no añorar a nadie, a llorar sin hacer ruido. A reir a escondidas. Conseguí controlar mis impulsos, y me he vuelto mas reservada. Dos defectos de menos para una vida feliz.

Por fin podre disfrutar de todas las cosas que tengo empaquetadas desde hace casi dos años. Mis recuerdos y todo lo que el destino me nego, metido en cajas de cartón.

Desde una lluviosa y tormentosa cuidad, me despido. Hasta mi nueva entrada en Cádiz.

5 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

WOW que bello trueno nos regalas en versos..

Un abrazo
Saludos fraternos con cariño
Besos

Pd. perdón por mi ausencia en comentar, me encontraba fuera de casa..

yaves dijo...

espero que puedas volver pronto a sildavia y seas feliz alli

bessetes

Treinta Abriles dijo...

Ultimamente estoy un poco liada con el sitio de donde vienes, al que vas, en el que estás...

Pero esto forma parte de las preguntas de la humanidad desde que el hombre es hombre, con lo cual...

YeYe dijo...

Que tengas un genial viaje de vuelta! Te esperamos pronto!

Besitos!!!

iskander dijo...

32 años y un día dan que pensar: abuelitaaaaaaaaaaaaaaaaa