viernes, 24 de julio de 2009

Jet Lag?

32 años y varios días. La misma sonrisa de mi abuela. Estoy arreglando papeles y dejándolo todo bien atado para trasladarme definitivamente a Sildavia. Tengo que embalar todos mis libros, recuerdos, ropa y todo lo que rodea el habitáculo en el vivo. Tengo que recoger huellas pendientes que se quedaron desperdigadas cuando me vine para que no me molesten mas. No se si es Jet Lag, porque no ha sido un vuelo transoceánico, pero estoy confusa porque ahora mismo no sé a donde pertenezco. Me siento extraña en todas partes y en todos los rincones de esta ciudad que pronto pasaran solo a ser un recuerdo. Se acabó. 1.200 kilómetros nos separarán. Ahora mismo me siento, y será por poco tiempo así, porque en fortaleza no me gana nadie, en medio de ninguna parte. Traga saliva, que todo pasa. Ya me conoces bien. Pese a todo, sigo en pie.

9 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

El viaje. la partida que aveces es necesaria..
Un gusto, suerte en todo..

saludos fraternos con cariño
un abrazo

Treinta Abriles dijo...

Odio las mudanzas. Embalas, guardas, tiras, cierras esa caja, esa maleta... pero
¿Y la mudanza psicológica? esa es la verdadera mudanza...
Tu energía se queda impregnada en las pareces, en cada mueble que tocaste, en cada palabra que pronunciaste... Al tiempo... ella también decide mudarse y vuelve contigo.

Belén dijo...

Mucho ánimo, guapa!

Besicos

YeYe dijo...

Eso es importante, que te vaya dejándolo bien atado... y luego a respirar!!!

Me encanta la foto!!

Besitos!!!

Leyre dijo...

Pues tu abuela y tú teneis una sonrisa preciosa!
A mi sin embargo me gustan mucho las mudanzas...bueno el irme de un sitio y perder todo lo que tienes no, pero por meter cosas en cajitas, luego sacarlas y colocarlas no...estoy loca.
Gracias por pasarte!!
Te pongo en mi lista y te leo.
Have a nice day

Angus dijo...

Me gusta.

Silvia dijo...

Eso es lo importante, seguir en pie, tienes razón. Con todo lo demás podemos, claro que sí.

Bss.

Anónimo dijo...

A veces para iniciar una nueva vida solo tienes que olvidar la anterior, somos como el ave fenix, morimos para resurgir de nuestras cenizas mas fuertes y esplendidos que nunca, pero para consegir eso tienes que olvidar y adaptarte adaptate y seras mas feliz que nunca.

Sintagma in Blue dijo...

Siempre, siempre en pie.