sábado, 15 de octubre de 2011

No sabes

como detesto echarte de menos.

Olerte en el aire que me falta

y sentirte en las manos que no tiento.

No sabes

como me otoño en tu desvelo,

ni como me pierdo ingrávida

en la espiral de mi anhelo.

No hay comentarios: