viernes, 20 de enero de 2012

El Cartabón Carpanta

Así lo llamo yo dentro de mi variopinto vocabulario, el cartabón carpanta. ¿y que es? Pues esa horrible sensación de hambre-ansiedad-voracidad que me entra cuando estoy en los días tontos del mes y en los que me comería de un toro hasta los cuernos.

Lo peor del cartabón carpanta es sin duda estar a dieta. Aguantas estos días como buenamente puedes mientras todo lo que te apetece comerte esta prohibido, y no quieres simplemente probarlo, necesitas saciar el carpanta que llevas dentro.

¿Qué te apetece? Pues ensalada y coles de Bruselas, pues no. Todo lo que tenga hidratos de carbono y chocolate a ser posible, seguro que si. Eso si que apetece, y te llama hasta por tu nombre.

Tortilla de patatas española. Te imaginas una trozo de una doradita y humeante tortilla recién hecha ¿verdad?, pues si tienes el Cartabón Carpanta, no es así. Te asalta la cabeza una imagen panorámica de un tortillón enorme, cocinado en una sartén digna del mejor anuncio de Fairy, en el que dos pueblos enfrentados se tienen que unir para poder fregarla entera, mientras las gallinas se esconden asustadas y los campos de patatas lamentan su barbecho forzado..

Cual es la mejor solución para esto? No te queda mas remedio que esperar la dichosa casi semana y alejarte de toda mala tentación, si no quieres recuperar lo perdido hasta el siguiente ataque alienígena de tu ansiedad sin saciar..

Ni pastillas de fibra, ni vitaminas,ni apagando la luz, ni pastillas para dormir. Si lo padeces como yo, tienes que aguantar el tirón pensando que la lucha merece la pena mientras se van quedando secos los embalses de la comarca, porque no queda otra. Fuerza compañeros!

1 comentario:

piluna dijo...

jaja... en mi caso la llamo la solitaria....:P

Ánimo y buena suerte...