sábado, 14 de julio de 2012

El beso

No enredes tu lengua en mi mente confiada, en mi oído impaciente, en mi boca sosegada, ni en mi corazón latente. Prefiero que me abraces sin letras, que me respires soñando y que cada despertar me elijas a tu lado, de nuevo.

1 comentario:

Paola dijo...

Qué pedazo de blog el tuyo.., eres increíblemente buena escribiendo... Me encanta leerte!!