domingo, 30 de diciembre de 2012

El miedo que no existía

 He estado reflexionando estos días, valorando el año entero, y me he despertado de un letargo lleno de temor. Me he dado cuenta de que mis miedos eran mas grandes que yo, y que he creído a pies juntillas que no estaba preparada para amar, cuando estaba queriendo de una manera sublime. Que da igual como se llame, pero que tenia puesto un parche delante de los ojos, y es un parche antes de una herida por miedo a que me dañaran de nuevo. Que era innecesario. Quizás pensaba e intentaba convencerme repitiendo que no estaba preparada para amar a alguien a diario, pero me he dado cuenta que al mirar atrás,que llevaba haciendo muchos días. Lo peor de un parche de miedo, es que no me he mostrado como soy realmente, que he frenado una parte importante de mis sentimientos y que no he parado de fallar y de sentirme tonta a cada paso. Era un miedo que no existía, a que volvieran a romperme el corazón, pero que hizo una sombra en la pared.Una sombra que nos asusto a los dos, que ya no existe, y que me deja seguir soñando, viviendo, volviendo a ser yo misma y cumpliendo todas mis ilusiones.

No hay comentarios: