miércoles, 11 de junio de 2014

verde

Son verdes. 
Pero no un verde cualquiera, es un verde oliva igual que el olor arbequina que guiña al pan de centeno en nuestros momentos de despertarnos juntos. Igual que el sonido del exprimidor de zumos mimándome desde la mañana en la cocina mientras me termino de desperezar cuando duermes a mi lado y te has levantado antes que yo para preparar el desayuno. Es verde, ahora todo es verde desde que amaneces conmigo.

No hay comentarios: