miércoles, 7 de mayo de 2014

Cambio de temporada

Supongo que mi horrible habilidad de guardar cosas y de cuidarlas tanto que me siento a veces incapaz de tirarlas a la basura me hace poseedora de una cantidad de trastos que dejaría al mismísimo Diógenes a la altura de un decorador minimalista. Odio el desorden, pero también odio el tener que hacer limpieza constantemente, pero como sabéis detesto muchísimo el tener que cambiar la ropa de temporada. Hoy estoy guardando la ropa de invierno, y estoy sacando toda la ropa de verano, lo que supone entre un millón y medio de estornudos diarios, la incertidumbre de saber si todo me estará bueno de talla, al inmenso asombro de encontrar ropa en el armario que ni sabía que existía, que no me he puesto en la pasada temporada y que no recuerdo bien el ponerla mas a mano para poder usarla. 
Mis habtuales limpiezas, son un no parar. Soy una adicta y desorganizada fan del orden lo que me hace a veces rozar la desesperación, cuando miro a mi alrededor y suspiro por un vestidor como en las películas, creo que sería la única forma, o la mas cercana a saber a ciencia cierta y de un vistazo de un par de minutos todo lo que tengo en vestuario, zapatos y bolsos, de modo que..seguiré soñando mientras me sigo despertando a estornudos por los ácaros.


No hay comentarios: