lunes, 15 de septiembre de 2014

gotas



Va a llover. El cielo esta tarde estaba anaranjado como intentando resguardarse con un mantón espeso de nubes para darle la bienvenida al otoño, y siendo sincera quiero que llueva, quiero que las gotas y los truenos espanten mis miedos y mis recuerdos tristes, y que arrastren lejos, muy lejos, toda la tristeza. Solo espero que el sábado no lo haga porque tengo una boda( si, una boda, voy a asistir a una boda después de tantos años de renegar de ellas y de cogerles tanta manía) y sería una mala gracia, pero esta semana, podéis descargar agua, toda la que queráis.

No hay comentarios: