viernes, 21 de noviembre de 2014

Tren

Esta tarde me vino a la memoria un instante del traqueteo del tren, que nos llevó hasta la playa portuguesa. Recuerdo el aire caliente, las flores de la vereda que acompañaban a las vías, tus besos y tu cara de satisfacción, al regalarme esa sorpresa. Sabía que te iba a gustar, me decías sonriendo mientras yo te besaba y guardaba ese momento en la memoria, hasta hace unas horas. Gracias, por hacerme tan feliz tantas veces, gracias por demostrarme que aunque ya no estemos juntos eres una persona que merece la pena, y que me ayuda sin pensárselo dos veces. Recuerdas cuando te dije que realmente nos conoceríamos cuando ya no estuviéramos juntos? Ahora es así. Los trenes siguen haciendo sus rutas diarias, pero ya no bajo feliz por abrazarte.Ya no viajo directa a tus brazos. Tu sigues apoyándome y asesorándome, yo te sigo amando tanto ( con un amor tan fuerte y tan bonito que solo me hace feliz porque te recuerdo de esta manera, tan libre, tan bonita y tan única) que te deseo lo mejor de lo mejor, que toda la felicidad posible sea poca para ti, porque te mereces lo mejor. Gracias por todo lo feliz que me hiciste, por recordarte con tanto cariño, porque me adorabas y me hiciste sentir que estaba soñando a tu lado. Que todo lo que te venga sea bueno y de lo bueno lo más sublime, que me recuerdes con mucho amor y mucho cariño, siempre. 


No hay comentarios: