domingo, 11 de enero de 2015

Ser Brigada

Ya ha pasado la primera semana del año.

Las campanadas fueron un poco accidentadas debido a un " error" en Canal Sur, de modo que al poder cambiar de canal de televisión, ver que ya iba sonando la octava campana, y que no había ni empezado a comérmelas, podría decirse que de enero a abril, me las trague de una vez, y de mayo a agosto, de otro. Fue todo tan rápido que no me dio tiempo apenas a reírme como todos los años mientras mi prima y yo nos esquivamos la mirada para no hacernos reir y atragantarnos mutuamente. El año, ha comenzado de rojo, y con muchas risas, igual terminó el que acabamos de despedir, y así quiero que sigan siendo.

Estoy tomando decisiones positivas que me ayudan a que todo lo que me rodea sea mucho mas llevadero. Una de ellas es que no me callo nada de lo que me moleste, ni aguanto tensiones innecesarias. Un " ex pretendiente" del pasado mes de Septiembre que no se dio por aludido ( ni rendido oficialmente) al observar mi negativa tras su nefasto comportamiento, intentó felitarme la noche de Reyes (como si en mi casa le fueran a dejar carbón o se mereciera algo mas) de modo que me despaché a gusto en mi linea ( Siempre educada y sin insultar) y le pedí que se esfumara de mi vida completamente. No tenía ganas de esperarme a " que se cansara" de buscarme, porque visto lo visto y tras el tiempo que ha pasado, no le haré a nadie lo que no quiero que me hagan a mi, sobre todo si me molesta. Existen personas, que no se dan cuenta de una negativa, sobre todo si se han portado muy mal. Hasta la fecha, ni mu. Uno menos.

Los regalos de Reyes han sido calentitos sobre todo. Está claro que me estoy volviendo una vieja muy friolera y que soy feliz con los pantalones del pijama remetidos dentro de los calcetines...Horrible. Me pregunto si con los sofocones futuros de la menopausia me arrancaré la ropa y pasearé por mi casa en ropa interior en pleno diciembre.

El otro día vi a mi amigo florecilla. Me apeteció besarlo, y así nos depedimos. Es un cariño mutuo que no tiene adjetivos, incluso podría afirmar, que la canción "Ser Brigada" De León Benavente, se acerca a su definición. No tengo ganas de novios de cartón piedra, que a la primera tormenta se desvanezcan, prefiero un cómplice, brigada, y camarada con el que sentirme a gusto.

Empecé el año de Rojo, llena de pasión relajada, por mi misma y por mi propia vida.




He aquí, mi última foto del 2014, justo antes de la cena de Nochevieja y con colores dorados y rojos como manda la tradición.

No hay comentarios: