domingo, 24 de enero de 2016

cajas



Pienso en cajas de cartón,y en como envolver mis recuerdos para que sigan floreciendo en la nueva orilla que me acoge. El miedo de la que luce un roete en el pelo que vivió relámpagos rojos en el cielo, las horquillas que disimulan el temor al viento que ruge para despeinarte el alma, las mondas de naranja que te hacen pensar en un tiempo mejor pero no vacío de olor a moscar verdes, a muertos antiguos, y a lagrimas recientes. Aguanta el temporal y tápate hasta la cabeza mientras la incertidumbre levanta la tapa de los sesos de los sueños.

Pienso en las palabras que escucho cada vez mas y que me guardo dentro del bolsillo, donde se mezclan anhelos, nostalgia y mondas secas de naranjas.

Pienso en filosofía odiada por el marketing a la que dos fotos de psicólogos sonrientes, pacientes de una lipoescultura y de un blanqueamiento dental, dan bofetadas en las mesas de las librerías de los grandes almacenes.

Pienso en como se puede ser feliz con los pies fríos, y con cartones en el suelo, En vez, de aquella portada de cama mullida y de bandeja con croasanes.

Pienso que todo son cajas, algunas con mas sonido de cristal que otras.

No hay comentarios: