lunes, 9 de mayo de 2016




La primavera florece dentro del alma tanto, que hasta la lluvia te hace sonreir, las nubes vibrar y la ilusión te riza el cabello. Los colores son mas vivos a mi alrededor. Todo lo demás son palabras que ni los labios saben pronunciar, ni los dedos relatar. Esto no se cuenta, esto se vive.


Si, eres tú.




2 comentarios:

Chete Cantero dijo...

Decía Roy Batty "Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir"

Y yo digo que mis recuerdos son perennes, como las rocas, y por grande que sea la tempestad quedarán como monumentos a mi felicidad para la posteridad. Y también digo que si las lágrimas son de alegría, entonces, ¿es que será hora de vivir, no?

Ahora sí que soy yo. Al fin me he podido mirar en el espejo violeta y reconocerme.

Mil violetas dijo...

Gracias por tus palabras Chete, me han encantado. Bienvenido a mi pequeño rincón en la blogosfera.