miércoles, 10 de agosto de 2016

A veces imagino para reconfortarme, llenarme de mi propia luz, y me gustaría que todo el amor que te tengo, te protegiera por siempre contra todo el mal con el que pudieras tropezarte en la vida, que todos los buenos deseos de mi corazón siempre te acompañen, porque siempre he pensado que la mejor manera de amar a alguien es desearle lo mejor, aunque ya no comparta su vida contigo, y es en este preciso instante, (después de la reacción de pataleta del enfado post ruptura rebosante de dolor necesario) es cuando demuestra como es el fondo verdadero de las personas. Olerte aún en lo que me rodea, me llena de nostalgia y de tristeza aún. Todo sobre lo que se posan mis ojos, me recuerda a ti, y aunque los cierre, no lo consigo. 
Cuando todo esta revuelto, deja que se calme, y que todo se pose suavemente de nuevo, es ahí, donde podrás ver con mayor claridad, lo que ha pasado, lo que sucede y la fibra del corazón y de los sentimientos de la persona con la que compartías tanto. Cuando ya no se comparte nada, es cuando se siente todo. Real y de manera verdadera. aunque ya no estemos sentados en el mismo vagón del tren compartiendo un mismo destino, espero de todo corazón y con toda mi alma, que disfrutes de este camino tan lleno de incertidumbre, pero quiero que tengas siempre la certeza, de que todo lo hice de corazón. De la mejor manera que pude. 


No hay comentarios: