lunes, 26 de abril de 2010

Yo no sé escribir

tan sólo trazo con letras

lo que mi corazón respira.

Yo no sé leer

pero mis ojos se esconden

en los recovecos de tus palabras.

Yo no sé sentir,

tan sólo padezco

en la orilla de la tempestad

de mi eterna agonía.

Yo sólo sé

que aprendí a amar

la enredadera envolvente

de la poesía.

3 comentarios:

Javier dijo...

probablemente con el paso del tiempo sepas qué es lo que te espera...

Belén dijo...

Y bueno, la verdad es que poco a poco sabrás leer y escribir, al menos al paso que das...

Besicos

Treinta Abriles dijo...

Nadie sabe. Todos disimulamos...