jueves, 24 de junio de 2010

Hoy necesito que me besen, pero no un beso fraternal y sonriente en las mejillas. Necesito un beso o mejor dicho un puñado de ellos, que me hagan sentirme especial. Hoy tengo esa sensación extraña cuando ves que dos personas delante tuya se besan, incluso cuando es en la pantalla del ordenador delante de un triste capítulo diario. Supongo que estoy sentimental, así que lo mejor es no añorar lo que no tengo ahora mismo y ponerme de nuevo con el temario del examen. El cielo se ha llenado de nubes grises, parece que nunca voy a guardar las dos pequeñas mantas que me hacen recordar que sigo durmiendo sola y que sigo teniendo frío si tu no me abrazas.

No hay comentarios: