martes, 24 de agosto de 2010

Llega Septiembre

Septiembre espera en la esquina de la avenida de las estaciones, con las maletas cargadas de hojas secas, de nueces y piñones, de tardes escuetas.

Siempre lo he recordado como un mes fatídico de exámenes, pero ahora lo escucho en silencio, y me deleito cuando narra pausado la despedida de un agosto agotado y sudoroso. Sentado en el porche de la memoria, con una rebeca para las noches que esquivaron al estío. Ha sido un verano, de gente buena y de gente para olvidar, de canciones de cuna con la orilla de fondo antes de quedarme dormida. De libros, de besos, de atardeceres únicos tomada de tu mano, amor.

No hay comentarios: