domingo, 13 de febrero de 2011

13 de Febrero.

Sale el sol sigiloso entre las nubes acompañando con viento a la arena. Se esconde vergonzoso y en silencio cuando los sueños de algodón nos recuerdan que este mes es muy travieso y que nos empapa a veces por sorpresa.

El mar está tranquilo, con paciencia de color de plata grisácea mientras mueve sus dedos a cámara lenta. Regocijándose entre las rocas escondidas y adormiladas.

Estos días cambiaré la vista a la playa, por el amanecer diario de tus ojos a mi lado. El murmullo de la orilla, por el jolgorio infantil de un colegio cercano, la vida que tenía prestada, por otra que con asombro, se quedó envuelta en papel de celofán olvidada en algún rincón inhóspito de mis miedos.

No hay comentarios: