jueves, 31 de marzo de 2011

Aquí, plantada delante del mes de Abril, celebro lo que hace demasiado tiempo dejé de soñar. Mi amigo, mi amor, mi luz, mi voz, mis manos. Un año de amor, de conversaciones infinitas y de un sentimiento precioso que jamás sentí.

No hay comentarios: