martes, 15 de noviembre de 2011

La librería

Necesito un buen pellizco de un premio de lotería. No hace falta que sea un premio graaande de muchiiisimo dinero, no no, con tener lo suficiente para comprarme un pisito (o un chalecito) y de poder vivir holgadamente de manera vitalicia sería la mujer mas feliz del mundo. Yo no quiero mansiones ( a veces prefiero estar sola del todo, y me molestaría tener sirvientes que no me dejaran en paz como las dependientas del Corte Inglés, y estarían todo el día limpiando o librando) ni necesito joyas, ni un yate borbónico, ni lujos que veo derroches innecesarios. Si pudiera vivir, me gustaría vivir en el campo, con un jardín para mis plantas, y una piscina de fondo azulado. También me gustaría tener un perro, y estanterías para todos mis libros. Por pedir, que no faltara una chimenea para las noches frías de invierno, y un sofa de estos esponjosos en los que te sientas y te quedas dormida al instante. Leyendo este post, está claro que me gusta la vida tranquila, y que voy a tener que comprar alguna participación para el sorteo de Navidad, porque si no, mas vale que siga soñando con una enooorme librería repleta de libros.

No hay comentarios: