sábado, 1 de noviembre de 2014

Hortensias con amor

Como te quise...mucho, muchísimo. Tanto que todavía puedo recordar el aleteo de las mariposas dentro de mi estómago los días antes de empezar a hacerlo. ¿ Has leído el libro El Principito? Yo si, una vez de pequeña y otra, no hará tantos años creo que fue en 2006. Había un capitulo en el que el principito habla de la diferencia entre querer y amar. Querer es como yo te quise, con nuestros  viajes planeados que se quedaron en el aire, con las carreteras de Galicia repletas de hortensias de colores mientras sonaban canciones de los años ochenta solamente para ti y para mi. ¿Te acuerdas?Teníamos la agenda de las nubes llena de planes futuros. Fui feliz muchísimos instantes a tu lado, eso me llevo. Me llevo el primer beso que me robaste en aquella terraza  del paseo marítimo cuando se desperezaba la primavera, nuestras risas cantando en el coche canciones de Love of Lesbian, nuestro restaurante japonés favorito, nuestro paseo en Tren en el Algarve.. aquellos días en Portugal si que fui inmensamente feliz a tu lado, en silencio con nuestras risas y nuestros besos. Nuestros paseos en Zamora, bebiendo historia a sorbitos como nos gustaba a nosotros, nuestras mariposas plateadas en el cabecero de tu cama, ellas si fueron testigos de todo lo que quise, te amé y te amaré. Te amaré, porque te dejo libre del todo, para volar, para que seas todo lo feliz que puedas y que yo no pude hacerte a mi lado, perdón. Lo intenté con todas mis fuerzas pero no fue suficiente. Amar es no tener apego, es desearte lo mejor. Es que seas feliz y que me recuerdes de una manera bonita. Necesito arrancarte del todo ahora mismo de mi vida, y por eso te amo, porque me amo y tengo que hacerlo primero, y amarte es darte alas para volar, para quedarme solo con la alegría de que como a ti te quise y te amé, a nadie. Gracias por todo lo que me entregaste, fui tremendamente feliz y lo soy, porque conocí el amor de verdad, el que te tengo, y el que me hace desaparecer de tu vida de raíz. Quédate con mis violetas en la pared, con todos los besos que te di y aquellos que te deseo para cuando las fuerzas te fallen. Seguro que esto me duele a mi, mucho mas que a ti, pero es lo que hoy por hoy tengo que hacer. Espero que lo entiendas.  Hasta siempre, con todo mi amor. Mi amor.








No hay comentarios: